Consigue tus objetivos como empresa mediante tu imagen corporativa.

Estrategias y empresas Gestión Empresarial Marketing Online

La imagen corporativa es el punto de partida de tu empresa, en ella transmitirás tu filosofía y objetivos como empresa hacia tu cliente, por ello debe de ser lo suficientemente potente, clara y equilibrada para que tu imagen como empresa cale en la mente del cliente. Es el medio por el cual tu empresa o producto será percibido por los demás. En este post mostraremos los elementos que conforman una imagen corporativa, y cómo debes cumplir estos requisitos para que tu primer paso como empresa sea un éxito.

Crece como empresa con una buena marca e imagen corporativa

Así vamos a desgranar los factores que has de tener en cuenta para llegar a tus consumidores, como los colores corporativos, un logo que transmita de forma directa tus principios como empresa mediante la arquitectura corporativa, una paleta tipográfica que defina tus textos y campañas publicitarias, mostrándote como una marca con mensaje claro y coherente. Sólo así conseguirás otorgar confianza a tu target!

Variantes de tu marca

Existen tres variantes que puede tomar la imagen corporativa, depende lo que quieras transmitir deberás ajustarte al que más te convenga, creando de forma directa una relación entre el cliente y tu, siendo este el primer punto que debes contemplar para que tu empresa crezca en el buen camino. Podemos distinguir entre tres:

  • Isologo: Es la combinación entre tipografía y símbolo, dando más fuerza a uno que ha otro, y otorgando a la imagen gráfica en general de más dinamismo y con más opciones de branding, pero con el riesgo de dificultar la retención en la mente del usuario.

Ejemplo de una marca que utiliza un isologo, Lacoste.


  • Logotipo: Cuando únicamente se utiliza tipografía para crear la marca, es decir, el uso de una o varias palabras.
Ejemplo de marca que corresponde a logo, Fedex.


  • Isotipo: La representación está basada en un símbolo con la suficiente claridad como marca que transmite sin necesidad de texto.
Ejemplo de una marca basada en un isotipo, Apple.


Componentes de una marca o imagen corporativa

1. Briefing

Se trata de la estrategia que vamos a seguir, en forma de documento con unas características y objetivos claros; transmitir de forma breve y clara la situación comercial en la que nos encontramos, nuestros objetivos de comunicación y definiendo nuestras competencias.

Así nuestro modelo de Briefing, se basará en un esquema que responderá a puntos como; descripción de la marca o producto, objetivos a transmitir, descripción del público objetivo, beneficio a comunicar, timing y toda la documentación adicional que nos pueda ayudar, como estudios de mercado, campañas de la competencia, etc.

2. Colores

Cada color promueve una sensación y un efecto psicológico diferente en nuestro perceptor, debemos elegir bien cuál es nuestra valor a transmitir para poder ajustar el color o colores idóneos para llegar a nuestro objetivo. Debemos tener en cuenta también, cuando elegimos varios colores, que estos en principio sean complementarios, para que la sensación de equilibrio sea idónea.

Cabe destacar que la gama de colores a elegir no debe ser muy extensa, ya que podríamos estar perdiendo la sensación de homogeneidad, perdiendo fuerza en nuestro mensaje. Además debemos tener en cuenta las aplicaciones en diferentes soportes de nuestra marca, por eso siempre debemos tener versiones en negativo y escalas de grises, siendo esta una de las pruebas definitivas de que nuestro logo funciona.

Como recomendación, os sugerimos un libro más que interesante donde podréis encontrar las connotaciones psicológicas del color, y sus usos más idóneos bajo un previo estudio. La Psicología del color de Eva Heller
Web responsive Web responsive

3. Diseño y arquitectura corporativa

Los factores que determinan una marca con carácter y que sea funcional, viene dado por su sencillez esquemática, su atemporalidad y la relación con nuestro sector y principios.

La sencillez nos aportará un plus a la hora de calar en la mente del usuario facilitando su reconocimiento y su memorización, huyendo así de formas complejas y con excesivos matices. También la sencillez nos ahorrará múltiples problemas a la hora de plasmar nuestra marca en diferentes soportes de impresión, cosido, etc.

La atemporalidad nos hará huir de modas temporales, haciendo que nuestra marca no quede obsoleta en un breve espacio de tiempo, debemos superar las tendencias de diseño más efímeras. De esta forma evitaremos grandes gastos en rediseños cada poco tiempo.

Manual imagen corporativa

Todo este proceso conlleva un resultado, que debe quedar plasmado mediante un manual de uso y aplicación de nuestra marca, homogeneizando conceptos y marcando las pautas a seguir y de uso.

Así, lo más básico que debe aparecer en el manual es: Test de reducción, para poder ver las dimensiones mínimas de legibilidad. Orientación y disposición de la marca. Las variantes de color y pruebas en B/N y escala de grises. Las proporciones y diferentes disposiciones que puede adquirir nuestra marca. La paleta de colores exacta.

Por último habría que hacer una etapa de reflexión y de testeo de nuestra marca final, mediante, por ejemplo, nuestros trabajadores, mostrarles el resultado final, y recabar información de sus opiniones y percepciones.

Esperemos que este post te ayude a tener las cosas más fáciles y claras a la hora de rediseñar o crear tu marca. Porque la marca de tu empresa es uno de los cimientos más importantes y que más te van a ayudar a marcar tu posición en el mercado y a hacerte crecer!

¿Quieres recibir información que ayudará a tu empresa a despegar?

Yeah!!! Haz tomado la mejor decisión, juntos haremos crecer tu empresa.

Solo queda un paso, son 30 segundos: te hemos enviado un email para confirmar tu suscripción al blog.

Oops! Something went wrong while submitting the form

¿Crees que nos dejamos algo dentro del proceso creativo?